Nunca pensé que tener mi primera sesión de depilación láser fuera tan sencilla, cómoda y sin dolor.